Cómo crear bonitas composiciones de espejos y… ¡que reine la magia!

Los espejos son cruciales en decoración porque con ellos lograrás efectos maravillosos, como multiplicar la luz, aumentar la sensación espacial y, además, también dar mayor profundidad al espacio. Pero no solo eso, ya de por sí son piezas sumamente decorativas. ¿Quieres colocarlos en parejas o incluso en mayor número? No te pierdas estos consejos para triunfar con tu composición de espejos en el dormitorio, el salón o cualquier otro espacio de la casa.

En esta propuesta el interiorista Anthony Chevallier sitúa tras el sofá dos espejos de Natura: uno rectangular y otro cuadrado. “Me gustan las líneas que crean los elementos colocados así, además, generan una decoración más dinámica y divertida que si se tratara de piezas gemelas”, comenta.

Salón con tres espejos con forma de flor, de Maisons du Monde

Reglas básicas

La composición de espejos debe situarse de forma estratégica para que refleje cosas bonitas, no la emplees si no te va a gustar lo que veas en ellos. Otra regla fundamental es que no se deben usar espejos en varias paredes de una misma habitación, pues el resultado puede ser confuso, especialmente si con ello se logra un perturbador efecto de reflejo infinito.

Respecto a su tamaño, debe ser proporcionado con el resto de los elementos de la estancia: no coloques varios espejos pequeños sobre un sofá de grandes dimensiones. Por ejemplo, en este ambiente de Maisons du Monde el trío de espejos crean una composición que va disminuyendo en tamaño a medida que se acerca al suelo, consiguiendo que los espejos sean el punto focal del salón.

Comedor divertido y jovial con espejos de diferente tamaño y forma
¿En qué estancias puedo crear composiciones de espejos?
En absolutamente todos los espacios puedes situar un conjunto de espejos: el comedor y el salón son el lugar predilecto de los decoradores, porque se logra así potenciar la luz natural del ambiente, pero también puedes emplear una composición en el dormitorio, el baño, el recibidor e incluso una zona de paso. Solo hay que respetar la regla de la proporcionalidad, para que no resulte demasiado vistoso o, por el contrario, peque de excesivamente discreto.
Este divertido comedor no solo combina asientos diferentes: sillas, taburetes y bancos, sino que en él los espejos son de formas irregulares abstractas y tamaños distintos.
Mural de espejos muy decorativo en un salón estiloso y elegante decorado por Raúl Martins

Galería mural
Igual que en el caso de los wall art se hace con láminas o cuadros, cuando se quiere agrupar una buena cantidad de espejos conviene ser creativo. ¿Cómo? Pues como hace aquí el interiorista Raúl Martins en el ambiente presentado en Casa Decor, resulta muy interesante combinar marcos distintos, en color, acabado y grosor. Lo que unifica al conjunto es el acabado envejecido de los espejos.

Comedor con espejos XXL, una pareja que se encargó a medida por parte de la diseñadora de interiores Nuria Alía
¿Y si no colgamos los espejos?
Una alternativa original la tienes en los espejos apoyados en el suelo. En este caso se tiene que tratar de modelos de cuerpo entero de una cierta envergadura, como vemos en esta propuesta de la interiorista Nuria Alía con los paneles verticales XXL. Ella misma nos comenta que “me encanta decorar con espejos para dar amplitud y jugar con la luz natural”. En este caso los encargó a medida e incluso el canto es de espejo. ¿Por qué se enfocan hacia las ventanas? La razón es que así se puede gozar de las vistas a la arbolada calle.
Una zona de paso con cuatro espejos cuadrados colocados en total simetría
¿Simetría o dinamismo?
Lo hemos estado viendo y no hay una regla fija ni ganadora, ambas opciones son válidas, aunque consiguiendo diferentes (y opuestos) efectos. Si en el caso de la colocación simétrica se ofrece una imagen ordenada, armónica y sobria, cuando se juega con los tamaños lo que se consigue es dar un aire más fresco, provocador e informal.
Freehand Arquitectura apuesta, en este distribuidor, por una composición muy ordenada que crea el artístico efecto de escultura colgante. “Se hizo así porque este espacio es muy ‘limpio’ y al ser de paso no es conveniente que esté muy cargado”, detalla el estudio. Los marcos de los espejos en hierro, por su parte, contrastan con el resto de los materiales como la madera del suelo y la mesa.

La unión hace la fuerza

No te conformes necesariamente con una decoración mural exclusivamente a base de espejos, puedes crear una bonita composición con piezas que conjunten, como se hace aquí. Madam Slotz es una firma danesa que fabrica muebles y complementos de forma artesanal y aquí reúne un espejo con el marco de bambú con otros dos con flecos y colgante de palmera aparte de una decoración étnica en fibras naturales. Como ves, no se trata de que todo sea igual en formas, sino de que la composición funcione bien en su conjunto como ocurre en esta propuesta. La agrupación también puede contar con láminas o cuadros, si eres amante del arte.

Reflejos con personalidad

Cuando se prescinde de un cabecero en el dormitorio, una buena idea es crear una composición de espejos sobre la cama, logrando un efecto estético muy especial y destacado al encontrarse a mayor altura de lo que estaría el cabecero. Esta estancia está destinada al descanso, así que lo idóneo es que se apueste por composiciones simétricas y en orden que proporcionen calma.

Y si quieres seguir los dictados del Feng Shui sobre cómo mantener buenas energías, deberás tener en cuenta que en ningún caso los espejos deberían mirar hacia puertas.

En el ambiente sobre estas líneas diseñado por Sube Interiorismo, la pareja de espejos es de Zara Home. “Como la habitación es para un joven, apostamos por la geometría, pero jugando con la disposición”, comenta Begoña Susaeta, el alma mater del estudio.

Tres espejos sobre la cama, redondos para ofrecer una estética marinera
Repetición seriada
Volvemos a ver otro ejemplo de espejos en un dormitorio. En este caso se colocan tres del mismo modelo idéntico y a la misma altura, generando sensación de sosiego. ¿Por qué en forma redonda? Los muebles y complementos bold están a la última y con estos elementos se rompe con la linealidad que suelen tener el resto de piezas, como cabeceros de cama o mesitas de noche. Pero hay otro motivo y nos lo cuentan los artífices del proyecto, Sube Interiorismo: “con este recurso quisimos hacer un guiño marinero al ambiente”.
Especialmente si las paredes están decoradas con papel pintado o tienes cuadros colgados y no quieres llenar de tanto color el espacio, los espejos se convierten en una estupenda alternativa, ¿verdad?
Baño con dos espejos XXL
Conjunto de gran impacto visual
Los espejos conquistan cualquier ambiente de la casa y, en los baños, son absolutamente imprescindibles por su carácter funcional y práctico mientras nos aseamos. Por ejemplo, en los baños compartidos una idea decorativa muy interesante es instalar dos, en lugar de solo uno mural que cubra toda la pared frente a los lavamanos.
Este ambiente ha sido diseñado por Lourdes Treviño, de Freehand Arquitectura, quien nos detalla que “el baño es lo suficientemente grande como para poner ese tipo de espejo sin que se vieran apretados, la encimera es lo suficientemente ancha y el techo alto para que los espejos respiren y tengan su propio espacio. Yo creo que las claves para acertar a la hora de poner espejos en el baño es medir bien y saber las dimensiones adecuadas (contando obviamente con que refleje la cabeza y el torso). Suele ser uno de los elementos más importantes del baño y por eso es vital comprobar que el modelo que hayamos escogido quepa y vaya acorde con el lavabo. Cuanto más grande el espejo mayor será la iluminación y amplitud, lo que ayudará mucho en espacios pequeños”. Sin marco, para no recargar la decoración pero vestir mucho, la pareja de espejos seleccionada es de la firma italiana Antonio Lupi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *