3 consejos básicos para decorar habitaciones infantiles.

1. Elije muebles flexibles: Se pueden elegir estilos de muebles con líneas simples y clásicas. Una cama con forma de carro de carreras es ideal para un niño de 7 años, pero cuando tenga 13 años va a ser momento de comprar muebles nuevos.

 Los divanes y la madera de roble son opciones maravillosas en los muebles, ya que funcionan bien con cualquier color y se pueden usar para niños a cualquier edad. Cuando compres muebles, recuerda este consejo: cuanto más simple es, más flexible será.

Si no los compras de madera, hazlo de un color neutro que pueda ser fácilmente combinado con objetos que se puedan ir incorporando paulatinamente al espacio. Así podrás jugar con otros elementos de ornamentación para cambiar progresivamente el estilo de la habitación infantil en función del crecimiento de tu hijo: lámparas, cuadros, stickers de pared o de techo, vinilos, entre otros objetos.

Como idea adicional, apunta este dato: A los niños les encanta rayar las paredes para experimentar con los colores en sus primeros años. Puedes colocar una pizarra o papel de pizarra en la pared que esté a su alcance para que le dé rienda suelta a su imaginación y no se arruine la decoración.

Otro tip infalible es el uso de estanterías adosadas a la pared, allí podrás organizar elementos decorativos que puedes ir cambiando progresivamente.

 

Producto de KiKi Diseño y decoración, los puedes encontrar en mi-kiki.com Visita su sitio web, redes sociales y su almacén localizado en la Calle 116 # 16-26 en Bogotá – Colombia.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR LEER: Claves para pintar habitaciones infantiles

2.Dales espacio para crecer: Los niños necesitan mucho espacio para moverse, jugar, almacenar ropa y entretener a sus amigos. Diseña pensando en tu hijo: un niño pequeño requiere mucho espacio en el piso para jugar, mientras que un adolescente necesita asientos para más actividades para adultos, como visitas de amigos.

Pensando en esos requerimientos, no sobrecargues el espacio, ya que también en sus primeros años son más propensos a las caídas o a golpearse con objetos hasta que aprendan a coordinar bien el equilibrio y entender la noción de espacio. De ser posible, utiliza algún elemento adicional o amortiguador en el piso para evitar estos accidentes y puedes hacerlo de forma divertida y coloridas con materiales como el foami, que además es “quita y pon”.

A medida que pase el tiempo, puedes ir incorporando accesorios como poltronas o puff, que por su estilo distendido y ligero, se ajusta mucho a la personalidad del niño pre-adolescente.

 

Producto de KiKi Diseño y decoración, los puedes encontrar en mi-kiki.com

 

Para más información sobre este y otros productos de KiKi Diseño y Decoración visite su sitio webredes sociales y su almacén localizado en la Calle 116 # 16-26 en Bogotá – Colombia.

 

3.Deja que los niños participen: Permíteles ser creativos y expresar su propia personalidad permitiéndoles elegir algunos de los muebles y colores en su dormitorio. Su espacio privado se convertirá en un lugar que refleje su personalidad, e incluso, tendrán la responsabilidad de mantenerlo limpio.

A través de la decoración de su cuarto también puedes ir creándole responsabilidades desde pequeño. Incorpora algún objeto grande para guardar sus juguetes y artículos e involucra al niño o niña a participar en esta actividad para cerrar el momento del juego. Será una actividad que lo disciplinará de forma grata y lo ayudará a mantener en orden su espacio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *